Imprimir

La violencia contra las mujeres y las niñas es una violación grave y recurrente de los derechos humanos. Su impacto es inmediato y de largo alcance, incluye múltiples consecuencias físicas, sexuales, psicológicas, e incluso mortales; afecta negativamente el

bienestar de las mujeres e impide su plena participación en la sociedad. Edun Vaca, técnico de Grupos Prioritarios y Derechos Humanos del Municipio de Cotacachi, dice que estos talleres sirven para identificar la violencia contra la mujer, las causas que la generan; para prevenirlas y evitar que se originen conductas antisociales y/o delitos.

“La violencia contra las mujeres ha existido siempre y para la mayoría forma parte de su vida. Ha sido una conducta utilizada por los hombres para someterlas y dominarlas. Durante mucho tiempo esta conducta permaneció oculta, debido a que las mujeres son maltratadas por miembros de su propia familia”, indica Vaca. Son numerosas las encuestas difundidas a lo largo de los años que miden el fenómeno e imputan sus causas a expresiones de machismo, desigualdades económicas, sociales y culturales.